Patrimonio-Cámara-Minera

Varios proyectos tratan de conservar y poner en valor el patrimonio minero gallego

Sharing is caring!

Los ayuntamientos de A Pontenova, Lalín y Ribas de Sil destinan diversos fondos para tratar de conservar y poner en valor su patrimonio minero, al tiempo que aprovechan el potencial turístico que generan en el municipio y en su entorno.

El alcalde de A Pontenova, Darío Campos, está desarrollando un proyecto para captar visitantes que consiste en aprovechar el potencial que este municipio tiene en el río Eo y en el patrimonio minero.

Una de las actividades de promoción fue la llevada a cabo en la Festa da Troita con la ruta del tren minero. Sin embargo, la intención del alcalde es conseguir que se ejecute el tramo entero, de más de 30 kilómetros, desde A Pontenova a Ribadeo.

En este proyecto también se incluye la restauración del horno de fundición de Boulloso, así como la instalación de una tirolina con un recorrido de unos 350 metros, por el antiguo trazado del teleférico. Está previsto que el trayecto incluya la visita a la primera galería de una mina, que se recuperará en unos cien metros.

Por su parte, Lalín rehabilitará y pondrá en valor los elementos de interés etnográfico del área minera de las Trigueiras gracias la una aportación que recibió de la Xunta para la rehabilitación de las infraestructuras turísticas en el rural.

Mientras que los alumnos de la V edición del taller de empleo Sillor están trabajando en Ribas de Sil en la construcción de un edificio de 200 m2 destinado al futuro museo de la minería romana, que será el primero de Galicia de estas características y que ocupará una pequeña parte de la parcela ubicada en la playa fluvial en la que se planifica la creación de un geocamping. Se trata de aumentar la oferta de alojamiento al mismo tiempo que se crea un nuevo espacio expositivo dentro del territorio del geoparque Montañas del Courel.

El museo servirá para promocionar el legado romano con más de 150 minas repartidas por todo el territorio del municipio, Quiroga y O Courel, entre las que destaca el complejo arqueológico de O Covallón, puesto recién en valor con la creación de una ruta circular interpretativa.

Además, el entorno cuenta con las minas de O Covallón, O Vogo y A Escrita y el túnel subterráneo de Augas Santas. La zona puede recorrerse a través de un trayecto de 6 kilómetros y, según está previsto, en los próximos meses se destinarán fondos para mejorar la señalización y la conexión entre San Clodio y el área.