cruceiro-finca-simeon

El crucero de granito de la finca Simeón se integra en el Catálogo del patrimonio cultural de Galicia

Sharing is caring!

El crucero de la finca Simeón, del parque de Vista Alegre (Santiago de Compostela) pasó a engrosar hace unos días el patrimonio cultural de Galicia como bien inmueble con categoría de monumento. La Xunta acaba de incluirlo en el catálogo del dicho patrimonio con nivel de protección integral.

Los cruceros son, junto con los hórreos, los monumentos populares más característicos de Galicia.  Normalmente estos son obras anónimas, realizadas por canteros en piedra de granito bajo encargo o como ofrenda de una familia, sin embargo en este caso se convierte en un elemento de prestigio social.

Se trata de una obra de Francisco Asorey y se conoce como el crucero de Isabel García Blanco porque fue uno de sus hijos el que efectuó el encargo al reconocido escultor cambadés para homenajear a su madre.

Hace falta tener en cuenta que Simeón García Olalla de la Riva y su hija Isabel fueron grandes benefactores de la ciudad de Santiago de Compostela; a ellos se les debe la fundación de la Escuela de la Inmaculada, el Hospital de la Esperanza y el Cottolengo, entre otras instituciones emblemáticas de la ciudad compostelana, lo que determina su interés histórico y antropológico.

Realizada en 1952 en granito, esta pieza de altos valores artísticos, históricos y antropológicos, puede encontrarse en la finca familiar de los Simeón, en Vista Alegre.

Al tratarse de un elemento situado dentro de un espacio protegido en el Plan especial de protección y rehabilitación de la ciudad histórica PE-1, que incluye la finca de Vista Alegre en el Catálogo de jardines y elementos naturales, no resulta necesario establecer un contorno de protección específico y se estiman suficientes las determinaciones urbanísticas vigentes.